El encanto de Barcelona

Pablo 3 enero 2013 0


No hace falta viajar fuera de España para conocer sitios cosmopolitas, llenos de arte y con un encanto único y especial. Barcelona, situada a orillas del Mediterráneo, te ofrece todo esto y mucho más.

Plagada de monumentos y lugares interesantes, Barcelona se ha convertido en una ciudad que es imprescindible conocer. Desde el Parque Güell, pasando por las Ramblas y terminando en la Sagrada Familia, la ciudad te ofrece lugares distintos, únicos y muy variopintos que te sorprenderán y te dejarán con ganas de más.

Esta ciudad tiene una excelente oferta cultural, y podrás visitar numerosos museos, entre los que destacan el Museo Picasso o la Fundación Joan Miró. Pero si lo tuyo no es encerrarte entre cuatro paredes, el verdadero encanto de la ciudad lo podrás encontrar paseando por sus calles, donde te podrás encontrar obras de Antonio Gaudí que decoran de forma sorprendente la ciudad.

En Barrio Gótic, núcleo de la ciudad que ha sufrido muchos cambios a lo largo del tiempo y que presenta una mezcla de estilos de diferentes épocas, podrás visitar la Catedral de Barcelona, que empezó a construirse en el siglo XIII, y en sus alrededores podrás visitar la Plaza de Sant Jaume y la Plaza de Sant Felip Neri.

También podrás pasearte por la Fuente Mágica y disfrutar de sus formas cambiantes del agua, perderte por las Ramblas, donde podrás mezclarte con el gentío que las visita a diario, comprar flores en los numerosos puestos ambulantes, pararte a disfrutar de los artistas callejeros o visitar los numerosos comercios que las rodean, y terminar tu visita en la Plaza de Cataluña, considerada el centro de la ciudad que une la parte antigua con la nueva.

Y si tu presupuesto de viaje es ajustado, puedes aprovecharte de la gran cantidad de apartamentos en Barcelona para alquilar, ya sea por días, semanas o incluso meses. Se trata de una opción bastante más económica que los hoteles y con la que ganarás en comodidad, ya que cuentas con un salón además de tu habitación, y confort, ya que, por ejemplo, podrás prepararte tus desayunos a la hora que necesites en tu cocina.